Pastel especiado de calabaza con crema de queso (Spiced Pumpkin Layer Cake with Cream Cheese Frosting)

martes, octubre 24, 2017




Ya que tenemos a Halloween a la vuelta de la esquina que mejor que traeros una receta con calabaza. Pero hoy no os traigo una receta cualquiera, os traigo  (y lo digo con toda seguridad) la estrella de las recetas con calabaza, un Layer Cake de calabaza clásico con su relleno de queso, súper jugoso, delicado y aromático, que si lo hacéis seguro que repetiréis en muchas ocasiones.




Mira que he hecho muchas recetas con esta hortaliza (tartas, Layer Cakes, bizcochos, panecillos dulces, galletas, etc.), todas ellas deliciosas, pero creo que esta es la receta que le hace un verdadero homenaje a la calabaza. Esta receta convierte una simple hortaliza en algo tan elegante y saca todo su poderío a la vista, o mejor dicho, al disfrute del paladar de cualquiera, hasta aquellos a los que no les hace mucha gracia caen rendidos ante semejante delicia.




Sinceramente, es una de mis recetas preferidas con calabaza, y desde hace varios años no hay otoño que yo no haga un Layer Cakes de estos. 

Los bizcochos se elaboran con puré de calabaza y la parte grasosa se la aporta la mantequilla, el aceite y las yemas de los huevos. Por la proporción de los ingredientes gozan de una jugosidad excelente, que no la pierden ni estando varios días en la nevera. Una delicia la verdad, que os recomiendo totalmente.



Utensilios necesarios:
Tamiz, batidora de dos varillas o batidora de pie (tipo KA), minipimer, báscula de alimentos, jarra mediadora, cucharas mediadoras, espátula de silicona (lengua), espátula pastelera plana y tres moldes de 18 cm de diámetro y 5 cm de alto.







Receta
Pastel de calabaza con crema de queso 
(Pumpkin Layer Cake with Cream Cheese Frosting)
(para 3 moldes de 18 cm de diámetro y 5 cm de alto)

Ingredientes para los bizcochos de calabaza:
170 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
310 gr de azúcar blanco
1 cucharadita (1/2 tsp) de extracto de vainilla
45 ml aceite de girasol o de oliva suave
4 huevos L, a temperatura ambiente
325 gr de harina, de todo uso
2 cucharaditas (2 tsp) de polvo para hornear (levadura Royal)
1 cucharadita (1 tsp) de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita (1/2 tsp) de sal
1 y 1/2 cucharadita (1 y 1/2 tsp) de canela molida
1/2 cucharadita (1/2 tsp) de nuez moscada molida
1/2 cucharadita (1/2 tsp) de pimienta de Jamaica molida o clavo molido
410 gr de puré de calabaza (*)

Ingredientes para la crema de queso:
180 gr de azúcar glasé
400 gr de queso crema (tipo Philadelphia), a temperatura ambiente
300 ml de nata para montar, fría
100 gr de queso mascarpone, a temperatura ambiente
1/2 cucharadita (1/2 tsp) de extracto de vainilla

Más:
100 gr de chocolate blanco
50 ml de nata para montar
unas gotas de colorante alimentario en gel color naranja

(*) El puré de calabaza se puede conseguir de dos formas: cocinando la calabaza al vapor o en microondas, o asándola en el horno. Necesitaremos casi 800 gr de calabaza cruda para conseguir 410 gr de puré. El doble de peso en crudo casi, para conseguir la cantidad de puré necesaria para la receta. Luego una vez cocida al vapor o horneada la dejaremos enfriar y escurrir sobre un colador durante unas horas, para eliminar la mayor parte posible de agua. Para obtener el puré la pasaremos por una minipimer. También podemos pasar primero la calabaza (asada o cocida) por la minipimer y luego dejar escurrir el puré obtenido sobre un tamiz de malla muy fina.

Preparación bizcochos de calabaza:
  • Precalentar el horno a 170ºC - 175ºC.
  • Engrasar y forrar con papel de horno 3 moldes de 18 cm de diámetro y 5 cm de alto.
  • Tamizar juntos la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio, la sal y las especias. Reservar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar a velocidad media hasta que la mantequilla se vuelva suave y esponjosa.
  • Agregar el extracto de vainilla, el aceite y 2 cucharadas de la mezcla de harina y especias. Mezclar.
  • Añadir los huevos ligeramente batidos de uno en uno (hasta que no esté incorporado el primero no agregar el siguiente), y batir bien después de cada adición.
  • Añadir la mitad de la mezcla de harina y batir a velocidad baja hasta que se incorpore.
  • Añadir el puré de calabaza y batir a velocidad baja hasta que se integre.
  • Por ultimo añadir la mezcla de harina restante y mezclar.
  • Dividir la masa uniformemente entre los moldes, previamente preparados y hornear de 25 - 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro de los bizcochos éste salga limpio, sin restos de masa.
  • Una vez hechos los bizcochos sacarlos del horno, dejarlos enfriar un poco dentro de los moldes, y luego desmoldar con cuidado y dejar enfriar por completo sobre una rejilla (estos bizcochos por la jugosidad que tienen son muy frágiles, por eso hay que ir con cuidado a la hora del desmoldado para evitar que se nos rompan).
Preparación crema de queso:
  • Una vez estén los bizcochos completamente fríos (incluso es recomendable hacerlos de un día para otro para que se asienten bien), procedemos a preparar la crema. Para ello, verter los dos quesos (el queso crema y el mascarpone) y el azúcar glasé en el tazón de la batidora (si usáis batidora KA) o en un bol grande y batir con la batidora de dos varillas durante un par de minutos, o hasta que la mezcla se haya vuelto cremosa y homogénea.
  • Añadir la nata para montar y seguir batiendo a velocidad media hasta que la crema adquiere una consistencia cremosa y espesa. La mejor prueba para saber si la tenemos lista es levantar el bol y darle la vuelta, si vemos que la crema no se cae o no se mueve entonces está lista. Hay que tener cuidado de no pasarse también con el batido, ya que la nata se puede cortar si se sobrebate y nos puede estropear la crema.
Montaje:
  1. Nivelar los bizcochos con un cuchillo sierra o una lira de repostería.
  2. Poner un bizcocho sobre un plato de servir o un cake stand y cubrir con 1/4 de la crema. Alisar la crema lo mejor posible con un cuchillo o una espátula plana. 
  3. Repetir la misma operación con los dos pisos restantes.
  4. Cubrir los laterales del pastel y llevarlo al frigorífico durante 1 hora. Luego, cubrir con una segunda capa de crema y alisar bien, o dejar el pastel tal cual al estilo rustico o al estilo de una Naked Cake (la cantidad de la crema es suficiente para rellenar y cubrir el pastel con dos capas de crema).
  5. Por último, decorar con una ganache de chocolate teñida de color naranja y unas flores. Para elaborar la ganache solo hay que calentar el chocolate blanco y la nata juntos en el microondas (o al baño María) durante un par de minutos, a temperatura media. Remover bien para homogeneizar la mezcla y teñir con el colorante. Dejar enfriar hasta los 30ºC (temperatura ambiente). Verter la ganache lentamente sobre los bordes del pastel frío (también nos podemos ayudar de una cuchara), dejar un par de minutos para que se endurezca bien y decorar con las flores. 





Aquí os dejo esta receta súper rica, espero que os guste!!!
Hasta la próxima!!!
Besos!
Biljana



También te puede interesar

10 Comentarios

  1. Hola amiga!!
    Echaba de menos leer tus post y ver tus preciosas recetas, esas que siempre tanto me han encantado =)
    Es una maravilla volver a pasar por aquí.
    No sé si hacía tiempo que no publicabas, o era que también yo tenía poco tiempo para pasarme por todos los blogs en general, o quizá las dos cosas pero, ya estoy aquí de nuevo para leerte y me encanta poder hacerlo =)
    Es una tarta preciosa, súper vistosa y bonita. Rezuma dulzura y finura, y debe estar espectacular en cada trozo que partas seguro. Una lástima no estar más cerquita para poder probarla!!
    Un abrazo enorme y feliz semana guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encanta tenerte por aquí guapísima, muchas gracias por pasarte. La verdad, este año he publicado muy poco, por muchas razones, pero sobre todo por falta de tiempo. Me alegra que te guste la receta, te animo a que la prepares, es una ricura. Y quien sabe igual nos vemos algún día, y nos deleitamos con nuestras delicias!!! Muchos besos!!!

      Eliminar
  2. Qué preciosidad de tarta!!!
    Te ha quedado divina, de miedo, nunca mejor dicho por la época del año y las fiestas que se celebran en breve jejejje.
    Ese corte tan jugoso, invita a empezar y no parar hasta no haber terminado el pedazo.
    Un beso Biljana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana!! La verdad por su aspecto es poco Hallowinera, pero por su sabor te lo aseguro que lo es. Me alegra mucho que te guste guapa. Mil besos!!

      Eliminar
  3. Hola! Qué preciosidad y que pintaza tiene el corte! La crema de queso nos encanta, sin duda nos apuntamos la receta y con la cantidad de calabazas que tenemos, seguro que la haremos en alguna celebración! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crema de queso también es una de mis favoritas chicas!! Me alegra que os guste!!! 😙😙

      Eliminar
  4. Hola Juliana!Que preciosidad de layer cake!Y con la crema de queso, buenísima!Yo ya llevo hechos 2 bizcochos de calabaza especiados y vuelan!😉
    Gracias por tan estupenda receta!😙😙

    ResponderEliminar
  5. Qué tendrán los bizcochos de calabaza que vuelan en casa!!! Me alegra que te guste la receta guapa!!! 😙

    ResponderEliminar
  6. Buenisima receta y muy bonita!!!, pero una pregunta, la mantequilla se podría sustituir por aceite de girasol?, precioso blog!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! En esta receta no, ya que los bizcochos son demasiado jugosos, húmedos si le añades aceite puede que se te rompan una vez horneados. Si te das cuenta la masa de los bizcochos ya lleva algo de aceite, es el máximo de aceite que puede llevar. Un saludo!!

      Eliminar


¡Gracias por comentar!
Tus datos brindados voluntariamente al comentar, son gestionados por Blogger y almacenados en los servidores de Google. Para más información puedes ver la Política de Privacidad de este Blog.




Lo más leído

 Chocolate Guinness Bundt Cake Granizado de naranja