Galette de nectarinas

miércoles, octubre 05, 2016




Las galettes son una especialidad gastronómica de origen francés, muy fáciles de preparar. Son una variante de las crêpes, en la que se utiliza para la masa harina de trigo sarraceno en lugar de trigo candial, y agua. Se suelen rellenar con ingredientes salados (verduras, jamón, queso, setas, etc.), aunque también existen versiones dulces. En Francia la galette más conocida es la galette complète que se rellena de jamón cocido, queso Emmental y huevo, como también la galette saucisse (rellena de salchichas). Se pueden presentar plegadas en forma de medía luna o sobre.




La galette que os traigo hoy, seguro que os dais cuenta, poco se acerca a la descripción de esta especialidad francesa. Y no es para menos, porque hoy os traigo la versión estadounidense de la galette francesa. Cuando hablamos de la galette estadounidense hablamos de una tarta rustica, muy fácil de preparar y además muy versátil, ya que se puede preparar con casi cualquier fruta en su versión dulce, o de verdura en su versión salada. Se elabora con masa quebrada, y al igual que la galette francesa se prepara sin molde, con un plegado característico de la masa, como envolviendo el relleno, lo que le da un acabado de aspecto rustico. El resultado ofrece una masa tostada y crujiente que contrasta con la jugosidad de la fruta o la verdura, y la hace muy interesante para el paladar.

Sinceramente no sé cual me gusta más, si la versión francesa o la estadounidense, las dos tienen su atractivo, tanto para la vista, como para el paladar.




Aunque la galette se puede elaborar con cualquier fruta, yo he elegido las nectarinas para prepararla. El otro día encontré unas nectarinas buenísimas y a buen precio, y como en casa a mis hijas les encantan, incluso más que los melocotónes, compré una buena cantidad. Aproveché para preparar una tarta rica, en un plis - plas, y aquí tenéis el resultado. Vosotros por supuesto, podéis cambiar la fruta por la que más os guste, y así adaptarla a vuestro gusto.




No dejéis pasar la oportunidad de prepararla en alguna ocasión, porque os aseguro que os gustará tanto que volveréis a repetir, e incluso puede que esta tarta se convierta en vuestra tarta preferida para ocasiones de última hora, por lo rápido que se prepara y por lo versátil que es.

Espero que os guste !!!



Utensilios necesarios:
Rodillo, bandeja de horno, papel de horno, pincel de cocina y báscula de alimentos.






Receta
Galette de nectarinas

Ingredientes para la masa:
250 gr de harina, de uso común
125 gr de mantequilla fría y cortada en dados
60 ml de agua fría
una pizca de sal

Ingredientes para el relleno:
4 nectarinas
60 gr de azúcar moreno
1 cucharada de maizena o de pan rallado
1/2 cucharadita de canela molida

Más:
1 huevo batido, para pincelar la masa
una cucharada de azúcar moreno

Preparación:
  • Lo primero que tenemos que hacer es preparar la masa. Para ello, verter en un bol la harina y la mantequilla (bien fría y cortada en dados). Trabajar la masa con los dedos, hasta convertirla en migas.
  • Añadir el agua y la pizca de sal. Continuar trabajándola hasta que esté homogénea (no hay que trabajarla mucho, para que no se vuelva pesada).
  • Hacer una bola con la masa, taparla con papel film de cocina y dejar reposar en la nevera durante dos horas.
  • Una vez haya reposado, sacarla y dejarla que se atempere a temperatura ambiente durante 5 minutos, para que no se agriete al estirarla.
  • Mientras tanto, lavar y cortar las nectarinas (con la piel) en gajos finos. Verter los gajos en un bol y espolvorear con azúcar moreno y canela. Mezclar.
  • Poner la masa sobre una hoja de papel de hornear y estirarla con un rodillo en forma de círculo.
  • Espolvorear por encima la maizena con la ayuda de un colador, dejando un borde alrededor sin espolvorear de unos 7 cm (que luego doblaremos sobre la fruta).
  • Colocar los gajos sobre la masa, bien en forma ordenada, bien a montón (queda bien de las dos formas). Doblar o volver sobre la fruta el borde que hemos dejado libre, haciendo pliegues para que se sujete.
  • Pintar el borde con huevo batido y espolvorear con un poco de azúcar moreno.
  • Pasar la galette a una bandeja de horno, junto con el papel de hornear, y hornear durante 30 - 35 minutos, o hasta que la fruta esté cocida y la masa doradita.
  • Dejar enfriar en la bandeja o sobre una rejilla.
  • Degustar la galette templada o fría, acompañada de una bola de helado o tal cual.






Como veis, sin apenas esfuerzo conseguimos elaborar una tarta deliciosa, ideal para servir en cualquier momento. 
Os animo a que la preparéis, incluso (como siempre digo) si os da pereza preparar la masa, la podéis comprar, y así os facilitáis la preparación todavía más.
Hasta dentro de unos días !!!
Besos!
Biljana





También te puede interesar

4 Comentarios

  1. Me gusta con esta fruta tan rica y jugosa, te quedo deliciosa.Bsssss

    ResponderEliminar
  2. Hola, al final siempre dices:¡espero que os guste ! No lo esperes, asegúralo, a quién no le gustaría probar esta delicia!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra de que te guste :) Un besazo !!!!

      Eliminar

¡Bienvenid@ a Mis Dulces Joyas!

My Photo

  • ¡Hola! Me llamo Biljana y soy la persona que está detrás de este Blog. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. ¡Espero que te guste y que encuentres lo que buscas!

¡No te pierdas nada!
  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este Blog y recibir notificaciones de Nuevas Entradas.


...... ¡AVISO! ......
Mis Dulces Joyas respeta los derechos de autor (Copyright), y espero que tu también hagas lo mismo con esta pagina web.
Cualquiera puede elaborar las recetas de esta web libremente, pero te agradezco que cites la fuente. En cuanto a los textos, imágenes y fotografías me reservo todos los derechos sobre los mismos. Para utilizarlos, deberás pedirme autorización previa.
Por supuesto, no tengo ningún problema en que imprimas o te descargues alguno de los posts, siempre que los utilices para tu uso personal y privado, y sin fines comerciales.
¡Respetemos el trabajo de los demás!