Mont Blanc (Monte Bianco)

miércoles, noviembre 25, 2015




Hoy os traigo un postre que llevo tiempo queriendo hacer y gracias al Reto - "Alfabeto dulce" me he animado a prepararlo. Veréis, este mes el ingrediente elegido para el Reto han sido las castañas, y si hay un postre por excelencia que contiene como ingrediente principal las castañas, sin ninguna duda es el Mont Blanc.

El Mont Blanc, es un poste compuesto básicamente de puré de castañas y cobertura de nata montada. Para elaborar el puré, primero se cocinan las castañas solas, luego se les quita la piel y se vuelven a cocinar con leche, azúcar y vainilla, hasta que la leche casi se haya evaporado. Luego se pasan por el pasapurés y se sirven en una fuente, en forma de montaña y cubiertas de nata montada endulzada. Hay que decir que la nata montada simula la apariencia de una montaña cubierta de nieve, de ahí el nombre de este postre Mont Blanc o Montaña Blanca.

Sus orígenes son muy antiguas y es un dulce posiblemente francés (si tenemos en cuenta su nombre), aunque muy popular también en Italia, Hungría, China y Japón.




Últimamente en las pastelerías francesas es muy típico ver el Mont Blanc presentado al revés, me refiero con la nata montada por dentro y el puré de castañas por fuera. Yo no sé si es para ahorrar en castañas o para diferenciarlo entre tanto pastelito en las vitrinas, pero yo he preferido presentarlo de la forma más tradicional.

Es sencillo de elaborar, y aunque no suele llevar una base de bizcocho o galleta, se puede presentar con una base de merengue horneado, masa azucarada o algún tipo de bizcocho. También al puré de castañas para aromatizarlo y enriquecerlo en sabor (aparte de la vainilla) se le puede añadir Ron.

La única dificultad que presenta este delicioso postre es la de pelar las castañas, operación que da su trabajo, pero por lo demás es pan comido.




Yo para enriquecerlo más si cabe :) lo he presentado con una base de merengue horneado elaborado con avellanas molidas y troceadas, o lo que es lo mismo, con una daquoise de avellanas. El merengue horneado y las avellanas troceadas le aportan ese toque crujiente que para mí este postre pide a gritos, e además las avellanas le aportan un sabor que complementa muy bien con las castañas.

Es un postre de una mezcla de sabores y aromas deliciosas, que huele a otoño por los ingredientes que lleva.




Como os he comentado al principio he preparado este Mont Blanc para el Reto - "Alfabeto dulce". Este mes en el Reto estamos de aniversario, ya que se cumplen dos años de su existencia y como comprenderéis no podía faltar en esta fiesta.

Si queréis ver el resto de las recetas de mis compañer@s del Reto, no dudéis en visitar el Blog de mi compañera Ana - "Cook the Cake". En su Blog, a partir de mañana tendréis disponible una entrada, con todas las recetas participantes en el Reto de este mes, ¡todas ellas con castañas!

Espero que a mis compañeros y a todos vosotros os guste la receta de hoy, y que os animéis a prepararla !!!



Utensilios necesarios:
Tamiz, robot de cocina, batidora de pie o eléctrica de dos varillas, báscula de alimentos, jarra mediadora, manga pastelera, boquilla ancha y redonda, bandeja de horno y papel de horno.




Receta
Mont Blanc (Monte Bianco)

Ingredientes para la base (daquoise de avellana):
125 gr de harina de avellanas (o avellanas tostadas y peladas)
125 gr de azúcar en polvo (si no se dispone de azúcar en polvo se puede usar azúcar glasé)
100 gr de claras de huevo, a temperatura ambiente (casi 3 claras L)
1 pizca de cremor tártaro
50 gr de azúcar glasé
25 gr - 30 gr de avellanas troceada

Ingredientes para el puré de castañas:
1 kg de castañas
160 gr - 180 gr de de azúcar (1*)
leche entera (el peso igual que las castañas cocidas y peladas)
1 vaina de vainilla
una pizca de sal
30 ml de Ron

Ingredientes para la cobertura:
500 ml de nata para montar de 35% M.G. como mínimo, bien fría
4 - 5 cucharadas de azúcar blanco
1/2 vaina de vainilla

(1*) Nota: La cantidad de azúcar varía según el peso de las castañas cocidas y peladas. Por 550 gr de castañas cocidas y peladas añadiremos 160 gr de azúcar. A partir de allí aumentamos 20 gr de azúcar por cada 100 gr de más de castañas cocidas y peladas. Por ejemplo: por 650 gr de castañas cocidas y limpias añadiremos 180 gr de azúcar. 

Preparación base (daquoise de avellanas):
  • Precalentar el horno a 150ºC - 160ºC.
  • Forrar una bandeja para hornear con papel pergamino o papel de horno.
  • Tamizar juntos la harina de avellanas (2*) y el azúcar en polvo (en su defecto el azúcar glasé, los 125 gr). 
(2*) Nota: Si no disponemos de harina de avellanas triturar un poquito en un robot o con una picadora 125 gr de avellanas (con cuidado de no pasarse para evitar que suelten el aceite). Añadir el azúcar en polvo o glasé y seguir triturando la mezcla hasta convertirla en polvo muy fino. Tamizar y reservar.
  • Verter las claras de huevo junto con el cremor tártaro y 25 gr de azúcar glasé en el tazón de la batidora de pie o en un bol alto (si se baten con una batidora eléctrica de dos varillas). 
  • Batir un poco a velocidad alta e ir añadiendo poco a poco el resto del azúcar glasé (los restantes 25 gr). Seguir batiendo hasta formar un merengue firme.
  • Añadir la mezcla de azúcar y avellanas (previamente tamizada), y seguir mezclando con una espátula y con movimientos envolventes, con mucho cuidado de no perder todo el aire que le hemos incorporado a las claras con el batido. Mezclar hasta que el merengue haya absorbido toda la mezcla de azúcar y avellanas. La mezcla bajará un poco pero tendrá un aspecto espumoso y airoso.
  • Verter esta masa en una manga pastelería provista de una boquilla redonda y ancha, y formar un disco de 20 cm de diámetro sobre el papel de horno. El disco lo podemos formar en forma de caracola o haciendo pequeños montoncitos de un mismo tamaño. Para que el disco nos salga perfecto podemos dibujar un círculo de un diámetro de 20 cm sobre el papel. Luego le daremos la vuelta al papel para evitar que la masa esté en contacto con la tinta del bolígrafo.
  • Por último espolvorear con avellanas troceadas y hornear de 30 - 35 minutos, o hasta que el disco esté ligeramente dorado, firme al tacto y se despegue con facilidad del papel. 
  • Dejar enfriar.

Preparación puré de castañas:
  • Lavar bien las castañas bajo el grifo. Hacer un corte en un costado con un cuchillito bien afilado y ponerlas a cocer en agua hirviendo, durante 20 - 25 minutos. El agua tiene que cubrir las castañas.
  • Escurrir las castañas cocidas y dejarlas que se enfríen un poco (unos 10 minutos).
  • Luego con un cuchillo afilado, quitarles las pieles.
  • Una vez estén limpias todas, pesarlas e añadirlas en un cazo. Añadir la leche (el mismo peso que las castañas limpias) y el azúcar (según el peso de las castañas). Raspar las semillas de la vaina de vainilla e añadirlas también junto con la vaina y la sal. 
  • Llevar al fuego.
  • Cocer a fuego lento durante 20 - 25 minutos (removiendo de vez en cuando al principio y constantemente en los últimos minutos, para evitar que se nos pegue la mezcla), o hasta que toda la leche se haya absorbido por las castañas. Tenemos que conseguir una especie de crema muy espesa, que se despega del fondo del cazo.
  • Con la ayuda de una minipimer batir bien esta mezcla (mientras está todavía caliente) hasta convertirla en puré. Añadir el Ron en este momento y batir un poco.
  • Dejar enfriar completamente.
  • Una vez esté frío el puré pasarlo por un pasapurés y dejarlo caer en forma de lluvia sobre una fuente de servir, formando una especie de montaña de espaguetis o fideos de castañas. Reservar.

Preparación cobertura:
  • Verter la nata para montar, el azúcar y las semillas de 1/2 vaina de vainilla en el tazón de la batidora de pie, equipada con la varilla, o en un bol y batir con unas varillas eléctricas, hasta que la nata esté bien montada.
  • Verter la nata montada en una manga pastelera provista de una boquilla redonda y ancha (de por lo menos 1 cm de diámetro), y cubrir completamente la montaña de castañas, formando pequeños montoncitos, o como nos apetezca.
  • Por último espolvorear con cacao en polvo por encima y decorar con unas avellanas troceadas, o decorar a gusto.
  • Servir el postre bien frío.





Es un postre diferente, autentico, e ideal para prepararlo en esta época del año, ya que estamos en época de castañas. Es muy fácil de hacer, quizá un poco entretenido pero merece mucho la pena.
Un abrazo y hasta la próxima !!!!
 Biljana














También te puede interesar

13 Comentarios

  1. Ay que rico! Y que bonito! Me apetece tanto probarlo, no lo conocía....y ya se me ha antojado definitivamente con tu versión...tomo buena nota. Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito es este postre!
    Viendo tus fotos me apetece mucho probarlo, así que aprovecharé que todavía tenemos castañas para prepararlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla , es un postre espectacular, yo me quedo con la boca abierta con sólo verlo!! y ya probarlo sería lo más!! me imagino lo rico que debe estar. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  4. Tiene que estar superbueno este postre... Te ha quedado genial!

    ResponderEliminar
  5. pero bueno que receta tan rica, me he quedado con ganas de meterle el dedo al merengue, se ve tan delicioso!!!!!! un postre lindo y delicioso seguro!!!!! me guardo la receta, un beso

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado espectacular me encanta y me imagino su sabor impresionante
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  7. Espectacular, te ha quedado genial este postre. Besos

    ResponderEliminar
  8. Buenos días guapisima, te ha quedado precioso, ya sabes que soy fan de la repostería francesa, y el Mont Blanc lo tengo pendiente hace ya mucho tiempo, desde que compré la boquilla que lo estoy pensando, a ver si lo hago ya. Receta y fotos maravillosas como siempre.
    Un beso y feliz finde.
    Ettore

    ResponderEliminar
  9. Madre mía que barbaridad de receta ¡QUE ESPECTACULAR!
    No conocía el postre, ni me gustan las castañas, pero tal y como nos lo has presentado creo que lo probaría porque no es para menos, es espectacular!!!! Mi madre y mi tía se volverían locas con este postre!!!
    Felicidades por tu aportación, es simplemente genial!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Definitivo me he enamorado de estos dulces tan espectaculares!!!que maravilla y que ricos tienen que estar!!
    besotes guapetona!

    ResponderEliminar
  11. Que rico y que bonito, es digno de una gran celebración desde luego. Te mereces un 10 por este dulce. Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Increible!!! te ha quedado genialll y tiene que estar buenisimo!!nunca he probado este postre pero seguro que lo hare porque tengo la boca hecha agua!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Qué pasada!!! He quedado prendado de estos Mont Blanc tan tan tan ricos!! No los he probado nunca, pero esto va directa al cuaderno de recetas para hacer "urgentes". Las fotos también me han encantado!!
    Besitos

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a Mis Dulces Joyas!

My Photo

  • ¡Hola! Me llamo Biljana y soy la persona que está detrás de este Blog. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. ¡Espero que te guste y que encuentres lo que buscas!

¡No te pierdas nada!
  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este Blog y recibir notificaciones de Nuevas Entradas.


...... ¡AVISO! ......
Mis Dulces Joyas respeta los derechos de autor (Copyright), y espero que tu también hagas lo mismo con esta pagina web.
Cualquiera puede elaborar las recetas de esta web libremente, pero te agradezco que cites la fuente. En cuanto a los textos, imágenes y fotografías me reservo todos los derechos sobre los mismos. Para utilizarlos, deberás pedirme autorización previa.
Por supuesto, no tengo ningún problema en que imprimas o te descargues alguno de los posts, siempre que los utilices para tu uso personal y privado, y sin fines comerciales.
¡Respetemos el trabajo de los demás!