Nubes de azúcar (Malvaviscos) - Homemade Marshmallows

lunes, febrero 16, 2015




Tenía previsto publicar esta receta la semana pasada, antes de San Valentín, pero varios compromisos imprevistos, el carnaval y la fiesta del cole de los niños, me han impedido poder publicarla la semana pasada, como lo tenía planeado. Estas nubes con forma de corazón, en realidad iban a ser otra idea más que os quise traer para regalar en San Valentín.
Aunque no he podido traeros la receta para esta fecha, eso no quiere decir que no podáis prepararlas en cualquier momento o cualquier día del año, para vosotros mismos o para regalárselas a las personas que queréis. Creo que no hay nada más tierno y más dulce, que regalar unas nubes caseras, ¿o no?




La verdad, aunque me gusta mucho el dulce, no soy mucho de chuches, pero si de nubes. ¡Soy una autentica fan de las nubes!  En casa saben que me encantan, tanto que hasta cuando mi hija pequeña va con su padre a comprar chuches para ella y su hermana, le dice a su padre que se lleve una bolsa de nubes solo para mí, porque sabe que me gustan, y sabe que como no me traiga una bolsa para mi, se quedará sin sus nubes, jajaja... Suerte que a mi hija pequeña le gustan también otro tipo de chuches y a mi hija mayor casi no le gustan, así que tengo la conciencia más tranquila.




Pues aunque son mis chuches preferidas o incluso diría unas de las pocas que me gustan, no las había hecho hasta ahora, es la primera vez que las hago. Siempre he pensado que su preparación era demasiado complicada, pero que va, se preparan muy fácilmente y rápido.
Hace años, cuando casi no se veían recetas de nubes en la red, pensaba también que se preparaban con clara de huevo y azúcar, y resulta que no llevan nada de huevo. En realidad se preparan con azúcar, gelatina, un poco de agua y glucosa o jarabe de maíz.

La elaboración de las nubes es pura magia, porque estos ingredientes en sí no nos dicen nada, pero trabajarlos de la forma correcta, a la temperatura correcta y mezclarlos como es debido o según exige la receta, crean una mezcla y una masa de una textura esponjosa, suave y sedosa que está deliciosa tal cual (sin esperar que cuaje). Una vez cuajada, ya está lista para cortarla y formar las nubes, o para formar estas dulces piezas pequeñas y deliciosas que se deshacen en la boca.




Os animo a que las preparéis en casa, la verdad hay una gran diferencia entre las nubes caseras y las industriales. Las primeras se deshacen en la boca, son doblemente esponjosas, jugosas y suaves. Para mi mucho más deliciosas.
Así que, si antes me gustaban las nubes, ahora me encantan, y desde luego, a partir de ahora en mi casa solo se verán nubes caseras.

Utensilios necesarios:
Cazo, termómetro de cocina, báscula de alimentos, jarra mediadora, batidora eléctrica de dos varillas o batidora de pie, tamiz, cortadores de galletas de la forma deseada o cuchillo grande y bien afilado y un molde cuadrado de 23cm o uno rectangular de 20cm * 30cm.





Receta
Nubes de azúcar o malvaviscos 
(Homemade Marshmallows)

Ingredientes para las nubes de azúcar:
20 gr (3 tbsp) de gelatina neutra en polvo
240 ml (1 taza) de agua, fría
300 gr (1 y 1/2 tazas) de azúcar blanco
240 ml (1 taza) de sirope de maíz o glucosa líquida
1 y 1/2 cucharaditas (1 y 1/2 tsp) de extracto de vainilla
1/4 cucharadita (1tsp) de sal

Ingredientes para la cobertura de azúcar:
170 gr (1 y 1/2 taza) de azúcar glasé
55 gr (1/2 taza) de maizena
1 cucharadita (1tsp) de colorante alimenticio en polvo (opcional)


Preparación:
  • Antes de empezar a elaborar la masa de las nubes, lo que hay que hacer es preparar la cobertura de azúcar. Para ello, mezclar todos los ingredientes (el azúcar glasé, la maizena y el colorante si se usa) en un bol. Tamizar y reservar. 
  • Engrasar ligeramente un recipiente rectangular de unos 20cm * 30cm / 8inch * 12inch (o uno cuadrado de unos 23cm / 9inch). A continuación espolvorear generosamente con la mezcla de azúcar glasé y maizena, procurando que quede bien adherida, en el fondo y los laterales del recipiente. Darle la vuelta al recipiente y golpear suavemente la base del mismo, para eliminar el exceso de la mezcla. Reservar. 
  • Tapar con papel film de cocina, el bol con la mezcla de azúcar glasé y maizena y reservar. 
  • En un bol o en el tazón de la batidora de pie (equipada con el accesorio de varillas) combinar la gelatina con 120ml (1/2 taza) del agua fría, y dejar reposar durante unos 15 minutos. 
  • Mientras tanto, poner un cazo a fuego lento y añadir el azúcar blanco, el sirope de maíz o la glucosa (yo glucosa), la sal y los restantes 120ml (1/2 taza) de agua. Con la ayuda de unas varillas, combinar todos los ingredientes hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Con un pincel de cocina mojado, ir limpiando regularmente el interior del cazo de los restos de azúcar que hayan podido adherirse al cazo (con esto se evita que el azúcar cristalice durante la ebullición). 
  • Cocinar el sirope hasta el punto de bola blanda, o hasta que alcance los 115°C (240 degrees F), unos 5 - 6 minutos aproximadamente. Para comprobar la temperatura hay que disponer de un termómetro de cocina, apto para trabajar con azúcar a altas temperaturas. Tan pronto como alce esta temperatura, retirar el sirope del fuego y apagar.
  • Con la batidora de pie (o la de dos varillas) en funcionamiento a velocidad baja, ir añadiendo gradualmente, en un hilo continuo, el sirope caliente a la gelatina hidratada. 
  • Una vez se haya añadido todo el sirope, aumentar la velocidad hasta casi al máximo y seguir batiendo durante unos 12 - 15 minutos, o hasta que la mezcla se vuelva muy densa, blanca y haya triplicado su volumen. 
  • Finalmente, añadir el extracto de vainilla y mezclar hasta combinar por completo. 
  • Rápidamente, verter la mezcla en el recipiente previamente preparado, con ayuda de una espátula de silicona. La mezcla es bastante pegajosa, suave y esponjosa, y según se vaya enfriando, nos será más difícil de manipularla, ya que se irá solidificando, por lo que en este punto hay que trabajar sin perder tiempo. 
  • Alisar la superficie con una espátula pequeña y de metal, previamente engrasada con un poco de aceite vegetal. 
  • Con ayuda de un colador o tamiz, espolvorear toda la superficie con la mezcla reservada de azúcar glasé y maizena, hasta cubrirla ligera pero totalmente. 
  • Dejar a temperatura ambiente, sin cubrir, a que se seque y solidifique la masa, durante 12 horas. Mientras, si hay que mantener bien cubierto o tapado con papel film de cocina, el bol con la mezcla de azúcar glasé y maizena. 
  • Una vez esté seca la masa, la desmoldamos. Para evitar que se rompa a la hora de desmoldarla, hay que pasar primero un cuchillo afilado, previamente recubierto en la mezcla de azúcar glasé y maizena, por los laterales para despegarla del recipiente. A continuación, invertir el recipiente sobre la encimera, o una superficie amplia y limpia, previamente espolvoreada generosamente con la misma mezcla de azúcar glasé y maizena. Es posible que necesitemos ayudarnos de una espátula de silicona, para despegar toda la pieza de la base del recipiente, ya que la masa es bastante pegajosa y si no hemos cubierto bien el recipiente con la mezcla de azúcar glasé y maizena, puede que se haya pegado en la base.
  • A continuación, proceder a cortar la masa y a formar las nubes o los malvaviscos. Con un cuchillo largo y bien afilado (o con un cortador de galletas), previamente recubierto con la mezcla de azúcar glasé y maizena, cortar en tiras paralelas, primero longitudinalmente y luego transversalmente, según el tamaño del que queramos nuestras nubes. Si cortamos la masa con cortadores de galletas, obtendremos unas nubes de formas bonitas, pero hay que saber que de esta forma se desperdicia bastante masa.
  • Recubrir las nubes o los malvaviscos formados, con la mezcla de azúcar glasé y maizena. Retirar el exceso de azúcar glasé con la ayuda de un pincel de repostería o dándole unos golpecitos.
  • Verterlas en un recipiente hermético, y guardarlas en un lugar fresco y seco. 
  • Se conservan muy bien durante un mes.

Imprimir receta
* Receta adaptada de Pemberley Cup & Cakes




Observaciones:

 El extracto de vainilla se puede sustituir por otro extracto de diferente sabor: almendra, fresa, limón, menta, etc.

 Para darles color por dentro, después de añadir el extracto a elección, añadir 1/4 cucharadita (o más, si se quiere conseguir un color intenso) de colorante alimenticio en gel o en pasta, y mezclar hasta conseguir un color uniforme.

 Si se desea recubrir las nubes con chocolate, hay que fundir 225 gr (8 oz aprox.) de chocolate con leche o negro, y hay que sumergir las nubes de una en una, total o parcialmente. Luego, hay que dejar escurrir el exceso de chocolate y colocar las nubes sobre una rejilla, hasta que se solidifique la cobertura de chocolate.

 Una vez listas las nubes, si se desea se pueden decorar con unos nonpareils, cristales o perlas de azúcar, coco rallado, cacao en polvo o frutos secos triturados. Para ello, con un pincel de cocina, humedecer ligeramente la superficie de las nubes y presionar ligeramente en el cuenco con la decoración elegida (azúcar en perlas, coco rallado, cacao, frutos secos molidos o triturados, etc.), para que se adhiera bien.

 Si se han cubierto con chocolate y se quieren rematar además con alguna decoración extra, hay que dejar caer la misma sobre el chocolate aún templado y esperar a que se solidifique.

 Para que se mantengan en perfecto estado, es muy importante una vez hechas, guardarlas y conservarlas en un recipiente hermético.




- Si quieres ver otras recetas con temática de San Valentín, te dejo estos enlaces:

- Si quieres recibir todas las actualizaciones del blog directamente en tu correo electrónico y no perderte nada, te puedes suscribir aquí.

- También puedes seguir las novedades del blog a través de:


Espero que os haya gustado la receta de hoy !!!
Hasta dentro de unos días !!!
Besos!
 Biljana








También te puede interesar

17 Comentarios

  1. Hola! A nosotras también nos encantan las nubes y llevamos mucho tiempo para hacerlas caseras! Te han quedado geniales y preciosas! Besis

    ResponderEliminar
  2. Esta receta la he vivido yo de primera mano y es que mientras se batía el sirope caliente wassapeábamos jajajajajaa...
    Te han quedado preciosos y apetitosos. Da pena comérselos. Dan ganas de meter todos los corazoncitos en un bote de cristal y ponerlo de adorno :)
    Un beso y feliz comienzo de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si guapa, ¿te acuerdas? casi se me pasa la masa, jajaja...La verdad han quedado deliciosas :)
      Un abrazo !!!

      Eliminar
  3. Qué ricaaas!! Yo soy un poquito golosa, me encanta de vez en cuando comer chuches. Sobre todo cuando las compro para mi hija, y las nubes las recuerdo que eran de las que más me gustaba, cuando empezaron a verse en las tiendas de chuches. Las tuyas son preciosas y muy ricas, ya las veo. Me guardo la receta para ese día que estoy de antojo de chuches.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado muy bien, me animas ha hacerlas un dia pues nunca las he hecho, por lo que veo no es nada difícil .Saludos

    ResponderEliminar
  5. OIxxxxx que monadaaaaaaa, me encantan como te han quedado ademas se ven super esponjositas, son ideales para san valentin ;)
    Besotes preciosa

    ResponderEliminar
  6. Biljana que maravilla, nosotras somos como niñas y nos encantan esas chuches. Estamos seguras de que le dan mil vueltas a las compradas!! y que bonitas te han quedado!!Muchos besos de Bea y Mara

    ResponderEliminar
  7. Hola Biljana, que preciosas te han quedado, da gusto mirar las fotos una y otra vez porque además te han quedado super bonitas también. La receta es genial, nada complicado de hacer, así que me la guardo porque en mi casa son muy de chuches. Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado de fábula, Biljana! Me alegro un montón de que te hayas lanzado a hacerlas. Verdad que es una pasada poder hacerlas en casa? Quedan increíbles! Vamos, un peligro...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa !!!
      Gracias a ti por la receta, la verdad no puede ser más acertada, me han salido a la primera. Quedan deliciosas las nubes, mucho más jugosas que las industriales, así que a partir de ahora solo se verán nubes caseras en mi casa. Un beso gordo !!!!

      Eliminar
  9. Que cosa más mona! Me encantan ls nubes y caseras tienen que ser de pecado, además son tan tan bonitas! A ver si me animo a hacerlas, dan trabajo pero vale la pena! Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  10. Guau! pero menuda delicia! nos alegra que hayas traído esta receta ahora aunque haya pasado San Valentín, se ve DELICIOSA!!!! que ganas de pegarle un mordisco a esos corazones! Besitos guapa
    Tamara&Gemma (El secreto endulzado)

    ResponderEliminar
  11. Qué gran trabajo!! se ven espectaculares y con el recorrido tan grande de fotos casi me llegan al paladar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Cuando vi las fotos en facebook, me parecieron preciosas, y las nubes una monada. Súper ricas y bien hechas, como todo lo que haces, amiga. Me encanta. Además, las nubes me traen muchos recuerdos. Me llevo una para mí y otra para Cuky ;)
    Un besote enorme guapa. Pasa buena semana =)

    ResponderEliminar
  13. Que preciosidad de fotos, quedan tan dulces y esponjosas como las propias nubes!! Una maravilla de receta. Bs.

    ResponderEliminar
  14. una maravilla. algo como las chuces las has convertido en un producto de las mejores pastelerías!!Un beso cariño!!

    ResponderEliminar
  15. Como apetecen! no soy de nubes.pero estas tienen una pinta increíble.
    Bss

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a Mis Dulces Joyas!

My Photo

  • ¡Hola! Me llamo Biljana y soy la persona que está detrás de este Blog. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. ¡Espero que te guste y que encuentres lo que buscas!

¡No te pierdas nada!
  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este Blog y recibir notificaciones de Nuevas Entradas.


...... ¡AVISO! ......
Mis Dulces Joyas respeta los derechos de autor (Copyright), y espero que tu también hagas lo mismo con esta pagina web.
Cualquiera puede elaborar las recetas de esta web libremente, pero te agradezco que cites la fuente. En cuanto a los textos, imágenes y fotografías me reservo todos los derechos sobre los mismos. Para utilizarlos, deberás pedirme autorización previa.
Por supuesto, no tengo ningún problema en que imprimas o te descargues alguno de los posts, siempre que los utilices para tu uso personal y privado, y sin fines comerciales.
¡Respetemos el trabajo de los demás!