Aravaniya (Aravanija) - Bizcocho de sémola de trigo emborrachado en almíbar

sábado, julio 26, 2014



¡Hola!
¿Que tal mis queridos lectores, como va el verano? 
¿Habéis hecho las vacaciones o estáis esperando para cogerlas el mes que viene?  
Como os mencione en mi última entrada, yo este año las estoy disfrutando en este mes de julio y la verdad me han cundido para mucho, las estoy aprovechando al máximo. 
Si no fuera porque este mes me ha tocado ser la anfitriona del Reto - "Alfabeto dulce", no se si hubiera publicado esta semana tampoco. Por lo menos hasta agosto quise estar tranquila y sin muchas obligaciones, de relax total, disfrutando del verano y de mi gente. 
Y tengo que reconocer, que después de esta pausa en el blog me ha costado  preparar la entrada de hoy (y mira que la receta es cortita), no se pierde mucho tiempo en prepararla, pero volver a la rutina bloguil me está costando. Espero que en las próximas semanas se me pase este sentimiento.

Se puede decir que vuelvo por aquí justo después de un mes, ya que el día 25 se publica la receta de este Reto. Por la fecha en la que estamos, os daréis cuenta de que estoy publicando la receta con un día de retraso. Gracias a mi vaguez me ha pillado el toro, lo tengo que reconocer. Por este motivo le pido perdón a la Ana del blog Cook the Cake, que es la que organiza este Reto y también al resto de los participantes, que han publicado sus recetas a la fecha y a la hora exacta. No me gusta llegar tarde a ningún sitio, ni retrasarme, ni que se me retrasen, lo veo como falta de respeto y últimamente en el blog con los Retos esto mismo me está pasando a mí. Así que hay que replantear el tema de las publicaciones, intentar gestionar mi tiempo libre de otra forma y solucionar este tema.




Como este mes soy la anfitriona me ha tocado elegir el ingrediente para el Reto. He elegido la sémola de trigo ya que la letra con la que tenía que empezar el nombre del ingrediente era la "S". Si te paras a pensar no hay muchos ingredientes que empiezan por esta letra. Al principio había pensado en la sandia pero, con la sandia la verdad salvo helados y granizados poco más se puede preparar. A la sémola de trigo aunque no lo parezca se le puede sacar mucho más partido en repostería. Por aquí no se suele utilizar mucho, por no decir casi nada. Se utiliza mucho en la cocina árabe, para hacer platos dulces o salados, también en muchos países de Sudamérica, e incluso en países del oeste de Europa. En Italia también tienen varios postres muy conocidos y muy ricos que se preparan con sémola de trigo. De hecho mi idea principal era preparar una rica tarta italiana de queso y sémola de trigo, pero en el último momento he cambiado de idea, así que de momento queda pendiente la publicación de esta tarta.




El bizcocho que os traigo hoy de nuevo es una receta de mi madre y típico de mi país. Para los que no lo sepáis soy de Macedonia. Aunque se conoce como un dulce típico de Macedonia, a mi me da que tiene que ver algo con el oriente, teniendo en cuenta que mi país durante muchos siglos ha estado bajo el Imperio Otomano. Creo que esta delicia nos la dejaron en herencia las mujeres turcas, pero no hay datos sobre esto, así que esto son solo mis creencias.

Y digo esto porque este bizcocho por su elaboración y textura me recuerda a la repostería oriental. Ya sabemos que en la cocina del oriente se usa la sémola de trigo para la elaboración de postres, luego la mayoría de los dulces son sencillos, bastante dulces e incluso empalagosos, se usa mucho el almíbar y en cantidades para emborracharlos. El ejemplo más conocido son las baklawas y el cadaif. Y es lo que pasa con este dulce, reúne todas estas características.
Los turcos dicen que no se puede hablar de una buena comida si la misma no acaba con un buen dulce, incluso su café siempre va acompañado de un bocado dulce.

Mi madre solía preparar este bizcocho muy a menudo en casa, era el preferido de toda la familia, nos gustaba a todos. A mi no me gustan los dulces demasiado empalagosos, pero este es una excepción. No es nada de otro mundo, es sencillo y rico, quizá me gusta por esto, por su sencillez. A mi me recuerda a los borrachitos de aquí, solo con una textura un poco más granulosa, ya que la sémola se hace notar.




Existen sus versiones más modernas con frutos secos, chocolate o almíbar preparado con leche, pero yo os traigo hoy la versión más clásica y más antigua. He de deciros que esta receta se la pasó mi abuela a mi madre y a ella su madre, así que se puede decir que esta receta es de mi tatarabuela y tiene más de dos siglos. Mi abuela lo media todo con cucharas, a la antigua, y yo la tengo apuntada así y en tantos años ni me había esforzado a pesar los ingredientes para apuntarlos en gramos, me gusta tenerla apuntada así. Lo he hecho ahora por vosotros y para el blog.

El Aravaniya (Aravanija - es como se escribe en mi idioma) es perfecto como postre después de una comida no muy copiosa o como merienda. Al estar emborrachado en almíbar no es muy recomendable tomarlo por la noche o tarde noche, ya que se hace pesado.
Espero que os guste y que os animéis a prepararlo.

Utensilios necesarios:
Tamiz, batidora eléctrica de dos varillas, báscula alimenticia, espátula de silicona, cazo, jarra medidora y molde que no sea desmontable o una fuente apta para el horno de 28cm de diámetro.





Receta
Aravaniya (Aravanija) - Bizcocho de sémola de trigo emborrachado en almíbar

Ingredientes para el bizcocho:
7 huevos L
100 gr de azúcar
120 gr de sémola de trigo gruesa
60 gr de harina de uso común
10 gr de azúcar vainillado o la ralladura de un limón

Ingredientes para el almíbar:
 550 gr de azúcar
550 ml de agua


Preparación bizcocho:  
  • Precalentar el horno a 175ºC - 180ºC.
  • Engrasar el molde (con muy poco de aceite).
  • Tamizar la harina y mezclar con la sémola de trigo. Reservar.
  • En un bol grande batir los huevos con el azúcar (con la batidora eléctrica de dos varillas), hasta obtener una mezcla con una consistencia densa y cremosa, o hasta que los huevos hayan blanqueado y hayan triplicado su volumen. Unos 8 - 10 min. más o menos tardaremos para llegar a este punto. (Si se utiliza azúcar vainillado hay que añadirlo en este momento también).
  • Añadir la mezcla de la harina y la sémola en tres tandas, e ir mezclando con una espátula, con mucha suavidad y con movimientos envolventes, para que no se nos baje la preparación de los huevos. Esto es muy importante, para que el bizcocho nos quede suave y esponjoso. (Si se utiliza ralladura de limón hay que añadirla en este momento).
  • Verter la masa en el molde engrasado y previamente preparado, y hornear en el horno precalentado durante 25 - 30 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio y sin restos de la masa. 
  • Una vez horneado el bizcocho lo dejamos enfriar. Antes de emborracharlo con el almíbar tiene que estar completamente frió.
  • Cuando ya lo tendremos completamente frió lo cortaremos con un cuchillo afilado, en cuadrados o en rombos, del tamaño deseado. De esta forma lo que hacemos es ayudar a que el almíbar se introduzca por igual en todo el bizcocho.

Preparación almíbar:
  • En un cazo ponemos el azúcar y el agua, y llevamos al fuego.
  • Para ayudar a que el azúcar se disuelva con más rapidez iremos mezclando la mezcla con una cuchara de madera, hasta que el almíbar haya empezado a hervir. Una vez haya empezado a hervir dejaremos de mezclar.
  • Dejamos que el almíbar se vaya cocinando a fuego medio durante 5 minutos. Lo que queremos conseguir es un almíbar ligero, por eso no hay que dejarlo que hierva mas de 5 minutos.
  • Apartamos y dejamos enfriar durante 2 - 3 minutos.

Una vez tenemos listo el bizcocho y el almíbar, vertemos el almíbar por encima del bizcocho intentando mojar toda la superficie, para que no quede ni un trozo sin mojar. Dejamos enfriar.
Antes de consumir este dulce lo suyo es dejarlo enfriar y reposar durante 4 - 5 horas.






Ya me diréis que os ha parecido esta sencilla receta.
La semana que viene es el cumpleaños de mi hija mayor, así que dulces y tarta no podrán faltar. Haber si mis hijas me dejan y le puedo hacer fotos a la tarta y os la enseño por aquí, ya que mi hija este año la quiere cubierta de fondant y hace tiempo que no hago una, además en el blog todavía no os he traído ni una tarta decorada. De momento la idea es esta, si no cambia de idea mi hija en el último momento.

Hasta dentro de unos días.
Disfrutar del verano y del buen tiempo.
Besos







También te puede interesar

10 Comentarios

  1. Muy buena la receta. Yo también participé en el reto y me sobró sémola pero la mía muy es muy fina ¿Servirá para hacer el bizcocho? Un saludo
    Blog Jarabe de Arce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amparo !!!
      Este bizcocho se prepara con sémola de trigo gruesa, así que para esta receta no nos sirve la sémola fina. Si usaríamos sémola fina cambiaría totalmente la textura del mismo y habría que modificar también las cantidades del resto de los ingredientes, así que no. Además el mismo perdería su propia identidad.
      Gracias por visitarme y un beso gordo !!!

      Eliminar
  2. Un bocado muy delicioso , besitoss

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este bizcocho, pero...donde consigo la sémola?? Un besito.
    Julia.

    ResponderEliminar
  4. me ha encantado tu propuesta me guardo la receta, donde se consigue la sémola? en supermercados grandes? un beso grande

    ResponderEliminar
  5. Gracias chicas !!!
    La sémola de trigo la podeis conseguir en cualquier supermercado. Normalmente suele estar en la parte de las harinas.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que delicia de dulce...he llegado a tu blog a través del reto. No sabía que fuiste la que eligió el ingrediente de este mes...nos lo pusiste difiícil, jejeje. Aunque yo reconozco que me ha sorprendido la sémola en los dulces, me ha encantado.
    Bueno, me quedo por aquí para seguirte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Que delicia, me encanta !!!Feliz día guapa muakssss

    ResponderEliminar
  8. Debo utilizar el huevo con la amarilla o solo con la clara???

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a Mis Dulces Joyas!

My Photo

  • ¡Hola! Me llamo Biljana y soy la persona que está detrás de este Blog. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. ¡Espero que te guste y que encuentres lo que buscas!

¡No te pierdas nada!
  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este Blog y recibir notificaciones de Nuevas Entradas.


...... ¡AVISO! ......
Mis Dulces Joyas respeta los derechos de autor (Copyright), y espero que tu también hagas lo mismo con esta pagina web.
Cualquiera puede elaborar las recetas de esta web libremente, pero te agradezco que cites la fuente. En cuanto a los textos, imágenes y fotografías me reservo todos los derechos sobre los mismos. Para utilizarlos, deberás pedirme autorización previa.
Por supuesto, no tengo ningún problema en que imprimas o te descargues alguno de los posts, siempre que los utilices para tu uso personal y privado, y sin fines comerciales.
¡Respetemos el trabajo de los demás!