Profiteroles, con nata y chocolate

jueves, septiembre 05, 2013




Los profiteroles son unos pastelitos en forma de bola elaborados con pasta choux. Se pueden rellenar con nata montada, trufa, crema pastelera, o helado y se cubren con ganache o salsa de chocolate, caramelo, o simplemente se espolvorean con azúcar glasé. El relleno se puede inyectar, utilizando manga pastelera con una boquilla en forma de tubo, o se puede hacer un corte abriendo los profiteroles por la mitad, y una vez abiertos se rellenan con la crema o el relleno que hemos elegido.
La pasta choux es una preparación de masa típica Francesa, y es la base de muchos postres en repostería. Aparte de los profiteroles o las lionesas con esta pasta se elabora la famosa tarta Saint Honoré, el pastel París - Brest, el famoso Croquembouche (que se compone de profiteroles apilados en un cono y atados con hilos de caramelo), los éclairs franceses, etc. Se puede hornear pero también se puede freír, los buñuelos de viento por ejemplo se elaboran con pasta choux endulzada y frita.
Es una masa muy ligera, y fácil de preparar. Aunque se agrupa con las pastas (la sablé, la pasta quebrada, el hojaldre), resulta bastante diferente en relación con su preparación. Sin embargo, el resultado es una mezcla levada y crujiente, que al igual que las otras pastas, se puede utilizar a modo de recipiente para contener rellenos como cremas, mousses o frutas.

Utensilios necesarios: tamiz, cuchara de madera, manga pastelera, boquilla lisa nº11 y una rizada grande y ancha, bascula alimenticia, papel de horno, dos bandejas de horno, batidora eléctrica de dos varillas y pincel de cocina.




Profiteroles, con nata y chocolate 

Ingredientes para la pasta choux (para 35 profiteroles):
150 gr de harina
1/2 cucharada de te, de sal
15 gr de azúcar
100 gr de mantequilla
125 ml de leche
125 ml de agua
4 huevos L

Ingredientes para el relleno:
400 ml de nata para montar
2 cucharadas de azúcar vainillado

Ingredientes para la salsa de chocolate:
150 gr de chocolate negro
50 ml de nata para montar




Preparación pasta choux:
Para su preparación se siguen dos secuencias, primero se mezclan el agua, la leche, la mantequilla y la harina y luego se incorporan los huevos. 
  • Tamizar juntos la harina y la sal, e incorporar el azúcar.
  • Verter en un cazo el agua, la leche y la mantequilla y calentar lentamente hasta que la mantequilla se derrita. Una vez se haya derretido la mantequilla aumentar el fuego y llevar la preparación a ebullición. Si la mezcla se calienta con demasiada rapidez y el agua hierve antes de que la mantequilla se derrita, se pierde liquido por evaporación.
  • Agregar toda la harina de golpe, retirar el cazo del fuego e ir removiendo la mezcla con una cuchara de madera, hasta obtener una pasta de consistencia lisa y homogénea. La pasta se ira separando de las paredes y del fondo del recipiente y formara una bola.
  • Volver a poner la preparación sobre el fuego, e ir removiendo la masa 2 o 3 minutos más para secarla un poco. Dejarla enfriar unos 15 minutos.
  • Cuando la pasta se haya enfriado un poco añadir los huevos de uno en uno, sin parar de remover enérgicamente con la cuchara de madera. Hay que asegurarse de que cada huevo está perfectamente incorporado a la masa antes de añadir el siguiente. Hay que añadir los huevos a la masa cuando la misma se haya enfriado un poco, porque si se añaden mientras la masa está demasiado caliente se cocerían.
  • Seguir trabajando la masa con el fin de incorporar el máximo de aire posible, hasta que la pasta tenga una consistencia lisa y brillante. Es muy importante que los huevos se vayan añadiendo a la masa de uno en uno, y también es muy importante trabajar la masa muy bien durante y después de la incorporación de los huevos. Este trabajo de la masa permite la creación de una infinidad de burbujas microscópicas de aire, que luego gracias a ellas la pasta choux durante la cocción se ira hinchando. Ir levantado la masa de vez en cuando, hasta que caiga en forma de cinta, indicador de que estará lista. 
  • Introducir la pasta en una manga pastelera provista de una boquilla lisa, nº11 por ejemplo seria perfecta para los profiteroles, e ir formando bolas de 3cm de diámetro sobre la placa del horno, que previamente hemos forrado con papel de horno, dejando un poco de espacio entre cada bola. Pincelar cada bola con un poco de huevo batido y hornear a 200ºC (horno con ventilador) o 190ºC (horno sin ventilador) durante 10 -12 minutos, luego bajar el horno a 170ºC (horno con ventilador) o 160ºC (horno sin ventilador) y hornear otros 5 - 10 minutos, o hasta que los profiteroles estén dorados. Se puede comprobar la cocción dándoles unos golpecitos, si suenan huecos es que están listos. En ningún caso hay que abrir el horno antes de los 15 minutos. Dejarlos enfriar sobre una rejilla. Para un mejor resultado, se pueden dejar secar en el horno apagado durante unos 10 minutos.

Preparación relleno:
  • Montar la nata bien fría, con el azúcar vainillado en un bol y con la ayuda de unas varillas eléctricas.
  • Introducirla en una manga pastelera de boquilla rizada grande y rellenar con ella los profiteroles abiertos por la mitad.
  • Guardarlos en la nevera.

Preparación salsa de chocolate:
  • Trocear el chocolate, si es chocolate en tableta.
  • Calentar la nata en un cazo. Retirarla del fuego, añadir el chocolate troceado y remover hasta que el chocolate se funda por completo.
  • Rociar los profiteroles con la salsa de chocolate antes de servirlos.




Observaciones:  

*** Los profiteroles se pueden rellenar también con crema pastelera, o crema catalana.

*** El chocolate para la salsa de chocolate es preferible que sea chocolate negro, pero si os gusta más el chocolate con leche podéis utilizar chocolate con leche, en vez de chocolate negro.

*** Para aromatizar la nata en esta receta se emplea azúcar vainillado, pero si preferís la podéis aromatizar con las semillas de una vaina de vainilla en vez de azúcar vainillado, y en este caso endulzar la nata con azúcar normal.

*** La pasta choux en vez de con leche y agua se puede preparar solo con agua (en la receta sustituir125ml de leche y 125ml de agua por 250ml de agua solo). En este caso una vez horneada tendrá una textura como un poco más seca y crujiente, la leche le aporta suavidad a la pasta, y a mí personalmente me gusta más prepararla con leche y agua.





También te puede interesar

10 Comentarios

  1. ayyy yo no sé porque me pongo a mirar estas cosas a estas horas ufffffff. que buenisimos te han quedado me lo imagino ummm
    besoteeeeeeeee

    ResponderEliminar
  2. Hola muchas gracias por visitar mi blog y quedarte yo ya vengo a visitar el tuyo y por supuuesto que me quedo me encanta tienes una cosas muy ricas sabes ??? me encanta el dulce y estos profiteroles a mi marido le chiflan a mi la nata no tanto pero el chocolate me vuelve loca bueno que ne quedo me gusta todito todo
    !!!! besinos !!!!
    http://eltoquedebelen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Pedazo postre que te ha salido. Excelente como todo lo que haces, saludos

    ResponderEliminar
  4. El toque de chocolate es la guinda de los profiteroles. Muy ricos. Perfectos, como siempre. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola! acabo de descubrir tu blog y todo tiene una pinta buenísima, las recetas claras y las fotos muy sencillas y sugerentes :) enhorabuena porque es un gran trabajo.
    Me gustaría hacer esta receta de los profiteroles, pero tengo una duda, se podría hacer de un día para otro, o mejor el mismo día que queramos tomarlos?
    Seguramente la masa de los profiteroles se podrá hacer y hornear el día anterior, y al día siguiente, unas horas antes, rellenarlos y antes de servir rociar con el chocolate, puede ser? En este caso, como se deberían guardar los profiteroles para q al día siguiente esten perfectos para las demás fases?
    Muchas gracias, saludos!
    Carolina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Se pueden hacer y rellenar de un día para otro, en la nevera aguantan muy bien. Pero están más buenos si los rellenas con la nata o la crema el mismo día. Una vez hechos los profiteroles si se van a consumir el día siguiente se deben de guardar en una bolsa de cierre hermético y muy importante "a temperatura ambiente". Antes de guardarlos es importante que estén bien fríos. También si nos sobran los podemos guardar en el congelador, para descongelarlos metemos la caja o la bolsa con los profiteroles en la nevera durante unas horas, o hasta que se hayan descongelado. No estarán en su máximo esplendor pero es una forma de tener en casa unos profiteroles caseros en cualquier momento. Saludos !!!

      Eliminar

¡Bienvenid@ a Mis Dulces Joyas!

My Photo

  • ¡Hola! Me llamo Biljana y soy la persona que está detrás de este Blog. Este es mi espacio donde comparto mis dulces aventuras y mi pasión por la repostería. ¡Espero que te guste y que encuentres lo que buscas!

¡No te pierdas nada!
  • Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este Blog y recibir notificaciones de Nuevas Entradas.


...... ¡AVISO! ......
Mis Dulces Joyas respeta los derechos de autor (Copyright), y espero que tu también hagas lo mismo con esta pagina web.
Cualquiera puede elaborar las recetas de esta web libremente, pero te agradezco que cites la fuente. En cuanto a los textos, imágenes y fotografías me reservo todos los derechos sobre los mismos. Para utilizarlos, deberás pedirme autorización previa.
Por supuesto, no tengo ningún problema en que imprimas o te descargues alguno de los posts, siempre que los utilices para tu uso personal y privado, y sin fines comerciales.
¡Respetemos el trabajo de los demás!